copasmenstruales.com
Feminidad / Menstruación

4 Consejos para eliminar el Olor Vaginal

A pesar de las malas lenguas y lo que siempre se escucha en boca de algunos hombres, el olor vaginal, por norma general, no es en absoluto desagradable. De hecho muchas mujeres lo relacionan con el olor de la miel suave o al ácido del yogur. No obstante por desgracia muchas veces la idea general sobre el olor vaginal es precisamente la contraria.

Si observas que tu olor vaginal cambia, al igual que el estado de tu flujo, es conveniente que acudas a un ginecólogo. Pues es posible que estés atravesando algún tipo de infección o que te hayas visto afectada por algún hongo. Como por ejemplo la Cándida.

Desde Copas Menstruales queremos ayudarte para que sepas cuáles son las causas que pueden provocar el olor vaginal y cómo evitarlo. En total te ofreceremos 4 consejos imprescindibles con los que podrás erradicar este problema en caso de que aparezca. ¿Te gustaría saber más al respecto? En ese caso, sigue leyendo.

Qué puede provocar la aparición del olor vaginal

El olor vaginal de la mujer cambia considerablemente dependiendo de muchos factores. Desde la edad que tenga hasta el momento del ciclo menstrual en el que se encuentre inmersa. Este último factor puede hacer el resulte más intenso en ciertas ocasiones. Pero en ningún momento hay que confundir el aumento de intensidad con el olor. Una cosa no tiene que ver con la otra.

De hecho la aparición de un olor vaginal desagradable ha de ser motivo suficiente como para acudir al ginecólogo en busca de asesoramiento. Los principales motivos que pueden provocar este hedor son los siguientes:

  • Que la mujer se esté enfrentado a una infección de mayor o menor gravedad. En el caso de las mujeres embarazadas una infección vaginal puede ser realmente peligrosa para el bebé. Por lo que si se nota cualquier cambio de olor hacia uno desagradable en la zona íntima hay que acudir inmediatamente a urgencias. Entre las infecciones más frecuentes destacan:
    • Se trata de un hongo que suele estar presente en la vagina. Este hongo no suele provocar problemas, sin embargo puede terminar por producir procesos infecciosos en algunas mujeres.
    • Es una enfermedad de transmisión sexual de la que se habla con poca frecuencia. Sus síntomas más evidentes son prurito en la zona íntima y la aparición de un olor desagradable.
    • Vaginosis bacteriana. En este tipo de infección la mucosa vaginal se inflama provocando una alteración de la flora. Como consecuencia se produce un aumento de leucorrea, picazón y olor vaginal. Una de las alertas que suele avisar de una vaginosis bacteriana es cuando la mujer sufre dolor durante las relaciones sexuales.
  • Posible deficiencia a la hora de lavar la zona íntima. Los problemas de higiene son otro de los motivos que pueden provocar olor en la zona vaginal. Muchas veces se cree que esto sucede por falta de higiene. Pero también puede aparecer precisamente por todo lo contrario: por un exceso de limpieza que afecte a la flora vaginal y altere el pH.
  • Ropa interior poco adecuada. Desde prendas íntimas demasiado ajustadas que no permiten que la zona se ventile adecuadamente. Hasta ropa que permanece húmeda o mojada. Por ejemplo no cambiarse de bañador después de un chapuzón en el mar o en la piscina. Las prendas interiores sintéticas también pueden provocar la aparición del olor.
  • El uso de productos de higiene íntima. Como las compresas y los tampones. Incluso la utilización de salvaslip de forma recurrente puede hacer que la zona íntima no se ventile bien. En general el uso habitual de estos productos suele provocar la aparición de olor. Algo que no sucede con la utilización de copas menstruales.
  • El semen. Mantener relaciones sexuales sin protección puede ser una causa más de la aparición del olor vaginal. Se ha demostrado que el semen puede alterar la flora vaginal y produce un cambio de olor algo desagradable al variar el pH íntimo femenino.
  • Posible cáncer de cuello uterino. Nunca hay que tomarse a la ligera la aparición del olor vaginal. En el peor de los casos puede tratarse de uno de los síntomas que nos avisa del cáncer de cuello uterino. En estos casos el olor suele ir acompañado de sangrado vaginal que nada tiene que ver con una regla. O de un flujo vaginal que no es en absoluto normal. Si notas alguno de estos síntomas no dudes en acudir de forma inmediata al servicio de urgencias del hospital más cercano.
  • Alimentación incorrecta. Seguramente has oído en más de una ocasión que somos lo que comemos. Pues esto es una realidad tan latente que incluso puede afectar a nuestro olor corporal. Incluido el de la zona íntima. Comer de manera frecuente alimentos con exceso de hormonas o con muchos azúcares son motivos suficientes como para que el pH de la zona vaginal se vea afectado.

4 consejos para eliminar el olor vaginal

Ahora que ya conoces los motivos que pueden hacer que este hedor aparezca, es el momento de ofrecerte los mejores consejos para que puedas eliminarlo de manera inmediata.

  • Usar ropa íntima de algodón. A partir de ahora asegúrate de utilizar braguitas que sean 100 % algodón. Hoy en día no te constará localizar estas prendas sin renunciar a un diseño atractivo. La máxima higiene no tiene por qué estar reñida con la belleza.
  • Evitar el uso de prendas ajustadas. Y no solamente en lo que se refiere a la ropa íntima. Los leggins, los vaqueros excesivamente ajustados e incluso las medias pueden provocar que aparezca olor vaginal debido a la falta de ventilación. Además este tipo de productos son también una de las principales causas de que la circulación de nuestras piernas empeore. Lo que provoca la aparición de antiestéticas varices, celulitis e incluso que sintamos las piernas cansadas. Decántate siempre por ropa que transpire y que sea cómoda y algo holgada. En verano e incluso en invierno, es aconsejable dormir sin ropa interior. Puedes ponerte un pantalón suelto encima si hace frío y tirar de camisón en periodos estivales.
  • Higiene íntima adecuada. El olor vaginal se puede controlar de forma muy rápida aplicando una higiene íntima adecuada. No debe de ser excesiva ni demasiado ligera. Se recomienda el uso de jabón neutro o de productos especialmente pensados para la zona íntima femenina. De esta manera estaremos seguras de no alterar la flora vaginal y provocar a la larga posibles infecciones o la aparición de olor. Y por supuesto evita por completo las duchas vaginales. La vagina tiene su propio pH y un sistema de higiene automático. No es necesario que introduzcas agua dentro. Y mucho menos jabón.
  • Usar copas menstruales. La aparición de un olor vaginal más fuerte durante la menstruación está aceptada hoy en día. Sin embargo, a pesar de la presencia de sangre durante este periodo, no es necesario tener que pasar por una mala sensación olfativa. Si quieres evitar que esto te suceda te aconsejamos que te decantes por el uso de copas menstruales. Este tipo de producto de higiene íntima es ideal para evitar que aparezca el olor asociado a la regla.

Como ves es suficiente con seguir unas normas de higiene sencilla para evitar el olor vaginal. Recuerda que esto puede ser un síntoma de infección o incluso de cáncer de cuello uterino. Por lo que si presentas un cabio en tu flujo u olor vaginal lo mejor es que acudas de inmediata a un ginecólogo o incluso a urgencias. Dependiendo de la gravedad de los síntomas.

Si estás embarazada tienes que ser muchísimo más estricta en este aspecto. Cualquier cambio en el flujo o en el olor puede ayudarnos a detectar con suficiente antelación infecciones que puedan ser peligrosas para el bebé.

¿Puedes puntuar este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Etiquetas relacionadas: