copasmenstruales.com
Menstruación

Cómo poner un tampón

Los tampones son uno de los productos de higiene menstrual más utilizado en el mundo, sin embargo, son muchas las cuestiones que aparecen cuando es la primera vez que vamos a utilizar este producto por lo que hoy os damos algunas claves para que vuestra experiencia sea positiva.

La función de un tampón no es otra que la de absorber el flujo menstrual por lo que lo primero que debemos tener en cuenta es el tamaño más adecuado tanto en función de la catidad de sangre menstrual como del momento de la menstruación, ya que dependiendo del día se expulsa más o menos sangre.

Nosotras recomendamos que si es la primera vez que utilizas un tampón, no estés nerviosa puesto que lo único que harás será contraer tus músculos pélvicos y hacer esta labor mucho pero. Para ello, tómate tu tiempo, relájate y cuando estés preparada, colócate sentada o en cuclillas para favorecer la posición natural de entrada de la vagina, sostén el tampón con dos dedos y con ayuda del aplicador, deslízalo hacia el interior. No tengas miedo por introducirlo, puesto que éste debe quedar totalmente dentro de la vagina pero ten cuidado porque el hilo debe permanecer una parte por el exteiror.

Deberemos deslizarlo hasta que el aplicador llegue a su tope máximo y será cuando con el pulgar debemos extraer el aplicador. Éste no debe molestarte, si es así, es porque probablemente no los has introducido lo suficiente.

A la hora de extraerlo, basta con tirar del hilo. Ayúdate de lubricante vaginal si fuera necesario. Recuerda cambiarlo cada 4 o 6 horas, alternalo con compresas por la noche y lávate las manos siempre antes de insertarlo o extraerlo.

Ahora bien, a pesar de que el tampón es uno de los métodos más extendidos para la higiene menstrual, existen alternativas más económicas, saludables y cómodas como el uso de las copas menstruales que están revolucionando este sector. Sus ventajas son las siguientes:

  • Es más económica que los tampones puesto que sonr eutilizables y con un buen mantenimiento su duración puede llegar hasta los 10 años. ¿Te imaginas estar tanto tiempo sin comprar productos de higiene menstrual?
  • Es más ecológica que los tampones puesto que al ser reutilizable ayudamos a no generar toneladas de residuos al medio ambiente.
  • Es más higiéncia que los tamponer porque se adapta perfectamente al interior de cada vagina sin preocuparnos por macharnos o de que en verano se nos vea el hilo.

  • Es más cómoda que los tampones porque dura hasta 12 horas de protección, es decir, podemos salir de casa y no cambiarla hasta que lleguemos de nuevo.
  • Es más saludable que los tampones porque no está confeccionada con blanqueantes que provocan la denominada enfermedad del Síndrome del Shock Tóxico, sino que su silicona médica es totalmente compatible con la flora vaginal.

¡Actualízate y pásate a la copa mesntrual!

¿Puedes puntuar este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos)
Cargando…

Etiquetas relacionadas: