copasmenstruales.com
Menstruación

Principales síntomas de desajuste en el ciclo menstrual

El ciclo menstrual es un perfecto indicador mediante el cual podemos contactar con nuestro organismo y conocer cada etapa del ciclo menstrual.

Por ello, es normal que durante la ovulación tengamos más energía y estemos más receptivas, mientras que antes de menstruar podemos sentir más conexión con nuestra intuición.

Y es que la regla es un proceso de renovación que influye directamente en nuestro estado emocional aunque debemos ser conscientes de que también existen algunos factores que pueden afectar a nuestro ciclo menstrual provenientes básicamente de la nutrición y de estados emocionales.

Pasar una menstruación saludable no significa que no vayamos a sufrir los síntomas premenstruales como un leve cansancia, sensibilidad en los órganos reproductores… pero sí tener un ciclo regular, con un sangrado equilibrado y pudiendo llevar a cabo toda nuestra rutina habitual sin que ésta se vea modificada por la regla.

Y es que hay algunos síntomas que desequilibran nuestra regla como por ejemplo tener alguna enfermedad en los órganos de la pelvis, sufrir desequilibrios hormonales o llevar una alimentación no adecuada. Quizás este último punto sea uno de los más problemáticos en la sociedad actual debido al ritmo de vida que llevamos en el que la alimentación juega un papel fundamental y que afecta a más del 60% de las mujeres. Normalemente su origen proviene de un exceso de sal, carne, embutidos, quesos curados, productos horneados, cafeína, azúcar, miel y productos idnustriales.

Esto provoca que los niveles de vitaminas del grupo B, C, E y selenio, sean insuficientes así como el calcio, el magnesio o el hierro.

Hay que consumir más verduras frescas para poder reequilibrar el funcionamiento de nuestro organismo.

En este sentido, los expertos recomiendan que si antes de la menstruación sientas irritabilidad, enfado y ansiedad por el consumo de dulces, debes reducir considerablemente el consumo de carne, huevos y pescado.

Si por el contrario, sientes ganas de comer sal, estás cansada, sin energía, deprimida o con dolor de cabeza en la parte frontal del cráneo, reduce en exceso la fruta cruda, las bebidas frías y los lácteos y sus derivados.

¿Quieres conocer más consejos como éstos? Sigue atente a nuestro blog.

¿Puedes puntuar este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos)
Cargando…

Etiquetas relacionadas: