copasmenstruales.com

Feminidad

Cérvix bajo

El Cérvix, también conocido como “cuello uterino”, es una estructura exclusiva del cuerpo femenino. La encontramos en el interior del cuerpo femenino, exclusivamente en el aparato reproductor. Conecta el útero con la vagina y posee un pequeño orificio, que sirve como conducto de paso de espermatozoides y de menstruación hacia el interior y exterior de nuestro cuerpo.

Esta estructura realiza varias funciones. Una de ellas es protectora, pues crea una barrera que separa el útero de la vagina. De esta manera, mantiene la zona del útero totalmente limpia de agentes externos, previniendo infecciones creadas por microorganismos peligrosos. Esto es especialmente importante durante el embarazo. Otra de sus funciones es potenciar la fertilidad de la mujer; el cérvix es el conducto de paso de espermatozoides hacia el interior del cuerpo de la mujer. Esta estructura genera un moco que impulsa el esperma hacia adentro, favoreciendo su introducción. Además, en el momento de dar a la luz, el cérvix cambia su forma para facilitar el nacimiento del bebé, que pasa por medio de ella.

En función de algunas características, como el momento del ciclo, la excitación, estar o no embarazada y el número de partos vividos, el cérvix puede situarse más o menos bajo. Teniendo en cuenta que la posición del cérvix es muy importante para elegir la copa menstrual, es muy recomendable conocer cómo podemos medir su localización.

¿Por qué es importante saber en qué posición está mi cérvix?

El cérvix puede subir o bajar en función de algunas características que luego comentaremos. Es importante realizar una autoexploración para determinar en qué posición se encuentra. Esto será fundamental para saber que copa menstrual deberemos de usar.

La copa menstrual estará bien colocada si queda por debajo del cérvix, bien acoplada a él, envolviéndola por los lados. De esta forma, la menstruación sale al exterior por el orificio y cae directamente a la copa, sin producirse derrames exteriores. El flujo queda totalmente recogido y bien custodiado, potenciando las ventajas de usar copa menstrual.

Elegir una copa vaginal o menstrual inadecuada o no colocarla correctamente puede propiciar que salga menstruación al exterior, derramándose hacia afuera de la vagina.

¿Qué puede hacer que el cérvix está más o menos bajo?

Existen algunas características que pueden hacer descender el cérvix. Conocerlas nos puede ayudar a hacernos una idea de dónde está situado.

Una de las características que pueden variar la altura de nuestro cérvix o cuello uterino es el momento de nuestro ciclo menstrual. Las hormonas que nuestro cuerpo segrega en cada una de las fases de nuestro ciclo puede ascender o descender esta estructura fibromuscular.

Es muy frecuente que, en los días de menstruación, nuestro cérvix esté más bajo. Esto lo sitúa más cerca de la vagina. El orificio central permanecerá más abierto que en el resto del ciclo menstrual, pues la menstruación sale al exterior a través de él. Su textura se vuelve más blanda y mojada. Cuando los días de menstruación terminan y empieza un nuevo ciclo, los estrógenos provocan un desplazamiento del cérvix o cuello uterino hacia arriba, por lo que esta estructura vuelve a su posición normal. Allí permanece mientras se produce la ovulación y la fase lútea. Posteriormente, vuelve a bajar para preparar al cuerpo a la expulsión del óvulo no fecundado (menstruación).

Cuando se da el embarazo, el cérvix cambia de textura y de posición. Durante las primeras semanas de esta bonita etapa, los estrógenos que se segregan hacen que suba hacia el útero. Cuando se trata del primer embarazo de la mujer, los dos orificios del cérvix se cierran. Si ya ha habido embarazos, quedan entreabiertos. El cérvix empieza a formar una estructura mucosa que protegerá al feto hasta poco antes de nacer: el tapón mucoso. Cuando se acerca el parto, el cuello uterino se borra y se dilata, para dejar paso al bebé en su nacimiento.

¿Cómo puedo saber en qué posición está el cérvix?

Como anteriormente hemos comentado, saber dónde se encuentra nuestro cérvix tiene ventajas a la hora de aplicarnos la copa vaginal.

Para poder saber con exactitud si su posición es baja, deberemos autoexplorarnos con nuestros dedos. La realización de esta exploración es muy fácil, tan solo necesitamos seguir estos pasos:

  1. La tranquilidad es un aspecto clave para poder realizar la autoexploración de la mejor manera posible. Deberemos elegir un momento en el que estemos relajadas, pues de esta forma, nuestros músculos vaginales también lo estarán y permitirán la entrada de nuestros dedos de manera más fácil.
  2. Mantén una buena higiene de tus manos antes de realizar la exploración. Lávalas con un jabón neutro y enjuágalas bien, para retirar cualquier resto.
  3. Ponte en posición cómoda para realizar la exploración. Puedes probar en cuclillas, o con una pierna levantada y apoyada en una silla o taza del wáter. Lo ideal es que encuentres la posición que te resulte más cómoda.
  4. Introduce el dedo corazón en tu vagina, y pásalo por las paredes vaginales. Deberás encontrar un cambio de textura a través del tacto. Cuando lo encuentres, habrás palpado el cérvix.
  5. Toma la medida de cuanto dedo has debido de introducir hasta tocar el cérvix, y sácalo. Mide el trozo que ha quedado en el interior de tu cuerpo. De esta forma, podrás conocer a que altura se encuentra tu cuello uterino.

Una vez sepas lo alto o bajo que está tu cérvix, podrás buscar la copa menstrual que mejor se adapte a las características de tu cuerpo. Existen tablas que nos indican que copas son las correctas en función de la medición, en milímetros, de la altura de nuestro cérvix (o del trozo de dedo que has introducido hasta dar con él). Entre los tipos de copas menstruales que existen, algunas copas son especiales para cérvix bajo.

A modo de conclusión

El cérvix es una estructura del aparato reproductor femenino que conecta la vagina con el útero. Su posición y textura varía en función de algunas características, como el momento del ciclo menstrual en el que nos encontremos o un embarazo. Saber determinar la posición en la que se encuentra es muy beneficioso para poder elegir la copa menstrual que mejor se adapte a nuestro cuerpo, y despreocuparnos de la menstruación durante horas.

Para determinar donde se encuentra el cérvix, necesitamos hacer una autoexploración. Siguiendo los pasos que hemos comentado, podremos determinar a qué distancia se encuentra de nuestra vagina.

¿Puedes puntuar este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Etiquetas relacionadas: