copasmenstruales.com
Menstruación / Sin categoría

Cambios anímicos durante la menstruación

¡Hola chicas! ¿Cómo estáis?

Muchas mujeres, cuando estamos con la menstruación, es habitual sufrir cambios bruscos en el estado de ánimo. ¿A qué se debe esto? ¡Te lo contamos!

Nuestras emociones y estados de ánimo son una montaña rusa constante. Nuestras emociones son diferentes teniendo en cuenta el punto del ciclo hormonal en el que nos encontremos. No quiere decir que nosotras seamos diferentes o que nuestra personalidad cambie durante el período menstrual, sino que las hormonas nos afectan y hay que saber cómo gestionarlas. Es evidente que nos afectan pero nosotras tenemos el poder de decidir CÓMO NOS AFECTAN.

Este proceso es reconocido como síndrome premenstrual. Es un conjunto de síntomas físicos y psicológicos que comienzan justo después de la ovulación y desaparece generalmente cuando comienza el periodo o poco después, por lo que puede durar de 10 a 16 días. Tanto la duración como la intensidad de los síntomas depende de cada mujer. Algunas únicamente tienen síntomas físicos como dolor de ovarios o solo síntomas psicológicos (irritabilidad o tensión antes de la menstruación, entre otros). También se puede dar la combinación de ambos.

La menstruación implica un gran esfuerzo para nuestro metabolismo, y por eso podemos sentirnos mucho más sensibles ante cualquier estímulo.

– Los diferentes niveles hormonales confirman que la menstruación afecta el estado de ánimo

Como indica un trabajo de la profesora Whitney Wharton y su equipo (Facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin, durante el ciclo menstrual se dan ciertas fluctuaciones en la concentración de algunas hormonas:

  • Sobre todo el estrógeno disminuye de manera significativa a partir de la segunda semana.
  • Este acontecimiento neuroquímico repercute sobre la producción de serotonina, sustancia que promueve los estados de alegría, placer y las sensaciones agradables.

– Los síntomas físicos influyen en nuestro estado de ánimo

Cuando estamos bien de ánimo, nos sentimos más enérgicos, vitales y saludables. En cambio, cuando nos encontramos peor, también sentimos que algo falla en nuestro cuerpo. No encontrarnos bien físicamente perjudica directamente a encontrarnos mal emocionalmente. Si se sufren molestias como dolor de cabeza, dolor de mamas o en la región lumbar NO AYUDAN a mejorar el malestar.  Por eso en muchas ocasiones, se muestra sensación de apatía. Algunos de los síntomas físicos que se sufren son los que os detallamos en la lista de a continuación:

  • Dolores de cabeza agudos.
  • Fatiga o cansancio (más de lo habitual, sensación de querer dormir todo el tiempo).
  • Inflamación o dolor de mama.
  • Ansiedad por comer, desajuste en las cantidades ingeridas. Necesidad de comer de más en todas las comidas.
  • Estreñimiento o diarrea los días anteriores al período y durante este.
  • Retención de líquidos.
  • Acné los días anteriores al período y durante este.
  • Psoriasis.
  • Eccemas.

Pero como siempre decimos, súper consejo: si notas que los cambios son muy bruscos o que no estáis bien internamente con vosotras mismas, consultad a un buen profesional de la salud y os asesorará la mejor solución adaptada a vuestro cuerpo. ¡Es importante cuidarse por fuera pero todavía más hacerlo por dentro y en las mejores manos!

 

 

¿Puedes puntuar este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos)
Cargando…

Etiquetas relacionadas: